Lunes, 03 Agosto 2020
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Buscar

Alcaldia Distrital de Barranquilla

628 barranquilleros dieron solución a sus desacuerdos a través de la conciliación

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 

alt

Con el propósito de fortalecer los mecanismos de conciliación a desacuerdos o diferencias entre ciudadanos, especialmente de los estratos 1, 2 y 3, la Alcaldía de Barranquilla, a través de la Oficina de Participación Ciudadana, llevó a cabo, con éxito, una jornada enmarcada por el diálogo y la voluntad de convivir en paz, en la que participaron 628 personas.



Con el apoyo y la experiencia de los conciliadores en equidad de las Casas de Justicia de los barrios La Paz y Simón Bolívar se logró la resolución de 314 casos. Esta actividad promovida por el Ministerio de Justicia y del Derecho fue denominada III Gran de Conciliatón Nacional.



En este ejercicio democrático y voluntario participaron ciudadanos de las cinco localidades de la ciudad, quienes, en forma simultánea a la jornadas realizadas en las Casas de Justicia, fueron atendidos en la ‘Conciliatón a la Calle’, organizada por la Oficina de Participación Ciudadana, en el marco de la Feria Convive, estrategia permanente liderada por la Oficina para la Seguridad y Convivencia del Distrito, la cual fue realizada en los barrios 7 de Agosto, San Roque y Santo Domingo de Guzmán.



En la Conciliatón, los barranquilleros solucionaron, entre otras, situaciones relacionadas con fijación de cuotas alimentarias, préstamos o deudas no canceladas, conflictos de convivencia, pago de cuotas de arrendamientos de inmuebles, regulación de visitas de los hijos, casos de injuria y calumnia que habían trascendido.



La Alcaldía de Barranquilla destaca esta estrategia nacional como ejemplo de que el empoderamiento y la participación ciudadana es el mejor mecanismo para tener una sana convivencia.



El propósito de estas jornadas masivas es la promoción del diálogo y la autogestión de los conflictos como un método alternativo de solución de diferencias, reconocido por la ciudadanía como una forma de acceso a la justicia de manera legítima y confiable.